sábado, julio 13, 2024
Venezuela, estado Carabobo

Señal En Vivo

Señal En Vivo

Las 5 Más leídas

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

Artículos Relacionados

Familias de detenidos en Bolivia por el intento fallido de golpe dicen que fueron engañados

Empezaron a llegar amenazas tan pronto como el esposo de Jimena Silva fue detenido por su presunta implicación en el intento fallido de golpe en Bolivia.

“Se están metiendo con nuestros niños, con nosotros, porque nos dicen: hablan o dicen algo… Nos están cerrando puertas”, aseguró Silva. Mencionó llamadas anónimas en las que les advierten que mataran a sus hijos si hablan algo.

Silva, madre de tres hijos, espera llorando sentada junto a su madre y un hermano a las puertas de un centro de detención policial para ver si llegan noticias de su marido, Luis Domingo Balanza.

Balanza, un mando militar con más de 15 años, está entre los 21 detenidos después de un grupo de uniformados y vehículos blindados arremetieran contra el palacio de gobierno en lo que las autoridades consideraron un golpe de Estado fallido.

Varias familias visiblemente confundidas y ansiosas ante el centro de detención donde estaban sus parientes el viernes, recalcaban no saber nada en lo ocurrido el miércoles en la plaza Murillo, frente a la sede gubernamental. Insistían en que sus familiares estaban simplemente “cumpliendo órdenes” o ejecutando lo que les habían dicho que era un “ejercicio militar”.

El viernes, el gobierno elevó a 21 el número de personas detenidas, incluido el excomandante del Ejértido, Juan José Zúñiga, como presunto líder del intento fallido de golpe.

Las imágenes difundidas por la televisión de ese miércoles en Bolivia impactaron al mundo mientras un vehículo militar blindado arremetía contra el palacio de gobierno en La Paz, sede gubernamental del país, y después con la retirada de militares cuando el presidente Luis Arce se plantó ante el intento de golpe.

El abogado de Zúñiga, Stiven Orellana, dijo a The Associated Press que la fiscalía acusaba al mando militar de los delitos de terrorismo y alzamiento armado. Indicó que no podía dar más detalles del caso.

Alrededor de 200 uniformados formaron parte del despliegue militar, según dijo el jueves el representante de Bolivia ante la Organización de Estados Americanos.

“Estas personas comandaban la destrucción del patrimonio del pueblo boliviano”, dijo el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, en una conferencia de prensa.

A Del Castillo lo secundaron cientos de manifestantes en el entorno del centro de detención y ante edificios gubernamentales el viernes, con carteles en los que llamaban “traidor” a Zúñiga.

 

 

Información: AP

Foto: AP

También puedes leer...