jueves, julio 11, 2024
Venezuela, estado Carabobo

Señal En Vivo

Señal En Vivo

Las 5 Más leídas

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img

Artículos Relacionados

Detenido médico valenciano por muerte de mujer y niño en embalse de Cojedes

Un médico valenciano y su hermano fueron capturados por el Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), por la muerte de una mujer y su hijo de ocho años de edad en el embalse El Pao- La Balsa, del estado Cojedes.

Reseña el diario El Carabobeño, que el suceso se registró el pasado sábado 15 de junio cuando la mujer identificada como Evelin Arias Delgado, de 40 años de edad, su hijo Luciano Sepúlveda, y médico oftalmólogo (pareja de la mujer), salieron del municipio San Diego, en Carabobo, de paseo a pescar al embalse.

Una vez en el lugar, según relató el galeno, el pequeño quiso nadar teniendo permiso de los adultos solo si usaba flotadores y se mantenía sujeto a la embarcación Pero cuando ya estaba en el agua se soltó de la lancha, la mujer angustiada se tiró sin pensarlo para sacar al pequeño y empezaron a hundirse. El hombre quiso sacarlos a ambos  pero no logró su objetivo regresando a la lancha para buscar otra alternativa, sin embargo cuando miró al agua madre e hijo ya no estaban.

En el sitio se presentaron comisiones de Protección Civil El Pao, donde cuatro horas más tarde encontraron los cuerpos, el pequeño no poseía flotadores, según información que recibieron familiares.

A pesar de lo que se creía inicialmente, las autopsias revelaron que Luciano y su progenitora no murieron por inmersión, sino por asfixia mecánica. Con este resultado, los detectives del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas de Cojedes dejaron en calidad de detenido al médico valenciano y a un hermano de éste, que también estaba en el paseo.

Se espera que en las próximas horas el oftalmólgo y su hermano sean presentados en tribunales. La familia exige que tras el juicio sean privados de libertad por los hechos.

Evelin era comerciante. Los últimos dos años de su vida los compartió con el médico, con quien mantenía una relación. Luciano estudiaba en el colegio El Santuario, en San Diego. Era un niño risueño. La familia y amigos aún no pueden creer lo sucedido.

Información: El Carabobeño
Foto: cortesía

También puedes leer...